Cultivo de Madreselva, trepadora con hermosas flores perfumadas

Muchas plantas son consideradas como peligrosas ya que ponen en riesgo el desarrollo de plantas autóctonas. La madreselva recientemente ha ganado esa lamentable distinción, sin embargo, si se controla, resulta una planta muy hermosa. A continuación hablaremos del cultivo de Madreselva, una planta con unas flores hermosas.

Cultivo de Madreselva

Características de la Madreselva

Comúnmente, la Madreselva es el nombre popular con el que se le conoce a las plantas del genero Lonicera, las cuales pertenecen a la  familia Caprifoliaceae. Esta familia cuenta con un total de 526 especies descritas. Se caracterizan por ser arbustos de forma arqueadas o bien parras sarmentosas, la mayoría de ellas cuenta con flores en forma de campana las cuales desprenden una dulce fragancia.

Se caracteriza por ser una planta resistente al frío, con flores muy lindas y aromáticas, además, es una trepadora por lo que, puede cubrir rápidamente los muros o las terrazas que se encuentren cerca de ella. Es probable que hayamos visto alguna vez un cultivo de madreselva, sobre todo en jardines botánicos o quizás en los viveros por lo que, no suele ser una especie tan desconocida.

A diferencia de muchos otros arbustos trepadores, la madreselva no es una trepadora que crezca a más de 6 metros. Por otro lado, es un cultivo que tolera bastante bien la poda, por lo cual, su crecimiento puede controlarse fácilmente. Suele ser una planta muy agradecida, aunque, requiere ciertos cuidados especiales para lucir perfecta.

El nombre científico de la especie más común de madreselva es Lonicera caprifolium. La misma es originaria de Europa meridional. Puede describirse a esta especie como una arbusto trepador de un rápido crecimiento, sus hojas son perennes, con una forma ovalada, glaucas y destaca por ser brillante por debajo. El cultivo de Madreselva suele florecer durante los meses de primavera, al florecer, desprenden un aroma muy agradable el cual puede ser más fuerte durante las noches.  Estas flores pueden ser de color amarillo, blanco o rojo.

En lo que respecta a su fruto, este es una baya de color naranja o rojizo que  a pesar de lucir bastante apetitoso, no es comestible. La razón es que es un fruto tóxico que en dosis elevadas puede causar  vómitos, diarreas, o bien molestias estomacales.

Origen

La Madreselva es una planta que tiene su origen en las tierras del continente europeo, puntualmente al sur de este continente. En la actualidad, es una planta ampliamente distribuida en el mundo. Sin embargo, es prohibida en muchos otros países ya que es una especie que amenaza a especies locales.

Cultivo de Madreselva

Por lo general, la madreselva es una planta que florece durante la primavera. Es por ello que se recomienda realizar su trasplante antes de que ocurra la floración. La mejor época para trasplantar esta planta  es desde otoño hasta finales del invierno. La razón es que si hacemos este proceso durante la etapa de floración o bien durante el verano, esto podría conllevar a que la planta detenga su crecimiento.  Sin embargo, para el año siguiente retomara su crecimiento normal.

La madreselva se puede cultivar haciendo uso de semillas como es el proceso tradicional o bien a través de esquejes, que son, fragmentos de plantas que se separan para fines reproductivos. Es importante tener en cuenta que, el crecimiento por semillas es bastante rápido en esta planta, sin embargo, la floración podrá ser apreciada hasta luego de un par de años.

Cultivo de Madreselva

Tomando en consideración esto, lo más común y recomendado es hacer el cultivo de madreselva con esquejes de una planta adulta. En estos casos, tan sólo bastará colocar los esquejes en agua por un par de semanas o bien, hasta que la rama comience a echar raíces. Una vez que nuestro esqueje tenga sus raíces, es el momento ideal para trasplantar la planta a una maceta o bien a la tierra.

Sin embargo es importante mencionar que debemos tener en cuenta que en las macetas el crecimiento es un poco más lento. Una recomendación que te damos es que, en principio puedes iniciar tu cultivo de madreselva en una maceta, y una vez que se haya establecido, pasarla a una maceta más grande o bien directamente a la tierra.

Plantación

Lo primero que debes considerar es que el ultimo de madreselva debes protegerlo del sol directo. Si bien es cierto que es una planta que requiere de mucha luz, no es necesario colocarla al sol directo ya que es muy sensible y el sol puede llegar a quemarla.

Si no tienes forma de protegerla del sol directo, puedes comprar una malla de sombreo y colocarla por encima de la planta para evitar una insolación. Por otro lado, es importante colocar nuestro cultivo de madreselva en una superficie por donde pueda trepar, esto puede sr un árbol, una terraza o una pared.

Cultivo de madreselva

Clima

El cultivo de madreselva crece con mayor facilidad en ambientes húmedos, es por ello que, durante la primavera se recomienda regar las plantas cada 3 días. Con la llegada del verano, se recomienda regarlas cada 2 días en el verano. Mientras que, durante el otoño y el invierno los riegos pueden llegar a ser cada 15 días.

Abono

En lo que respecta al abonado, si queremos que nuestro cultivo de madreselva crezca rápido, podemos acudir a abonos ricos en nitrógeno. Cuando nuestra planta esté a punto de florear, debemos recurrir a un fertilizante rico en fósforo y potasio.  Una vez que haya culminado el periodo de floración, no será necesario abonar la panta, sin embargo, se debe hacer una poda para permitir airear bien la planta por dentro.

Riego

Como mencionamos previamente, es una planta que requiere de abundante agua, por lo que, el riego debe ser regular. Pese a ello, es importante evitar que produzcamos un encharcamiento de las raíces. Las épocas secas como el verano, son toleradas de una mejor manera cuando el suelo está constantemente.

Te recomendamos que riegues tu cultivo de madreselva con agua de lluvia, en caso de que te encuentres en una época de sequia, puedes tomar agua del grifo y dejarla reposar por toda una noche, al día siguiente riegas tu planta con esa agua. Por lo general, la medida suele ser medio cubo de agua.

Reproducción

El proceso de reproducción de la madreselva se puede llevar a cabo por tres formas diferentes. Estas son por semillas, esquejes o por acodo. A continuación comentaremos cada una de las formas que tiene esta planta para reproducirse.

Semillas

La reproducción con semillas suele ser el método más común de reproducción de esta planta. Las mismas se deben sembrar durante la primavera. Para obtenerlas, puedes recoger los frutos durante el otoño, pelarlos y extraerlos para guardarlas hasta la llegada de la primavera.  Una vez que decidas sembrar las semillas que guardaste, te recomendamos introducirlas en un vaso con agua por un días, esto con el fin de saber cuales son las que germinarán con seguridad y cuáles no.

Luego de determinar cuales son las semillas que germinaran y cuales no, debes rellenar una maceta de 20cm de diámetro con sustrato. Dicho sustrato puede ser universal o mantillo. Una vez listo, debes colocar como máximo 2 semillas en tu maceta. Es importante mencionar que no las debes poner juntas ya que, con seguridad ambas germinarán y podrían estorbarse.

Cuando las hayas sembrado, debes regarlas y luego repetir el riego cada 4 días, de forma tal que la tierra se pueda mantener constantemente húmeda. Como mencionamos previamente, debes colocar la planta en un lugar donde no le dé el sol directo. Al cabo de unos 15 a 30 días comenzarán a brotar las primeras plantas.

Esquejes

En caso de que tengas un poco más de prisa y quieres ver rápido a tu cultivo de Madreselva echando flores, los esquejes durante el verano son una buena opción para ti. Para ello, debes cortar una rama semileñosa de, por lo menos unos 40cm de longitud.

Para acelerar un poco el proceso,  impregna la base del tallo con hormonas de enraizamiento en polvo. Luego procederás a plantar el esqueje de madreselva  en una maceta con sustrato universal. Una vez plantada, debes regar la planta cada 3 o 4 días, es importante evitar que se seque.

Acodo

Un procedimiento que te garantiza el éxito de desarrollo de tu planta es con el acodo. Debes iniciar este proceso durante la primavera. Con el acodo garantizas de forma fácil la reproducción de la planta, ya que, sólo tendrás que enterrar en el suelo una rama que cuelgue. Al cabo de unos 20 días, ya habrá echado raíces por lo que podrás cortarla y trasplantarla.

Enfermedades y parásitos

Curiosamente, a la madreselva no se le conocen plagas ni enfermedades importantes, a excepción de los pulgones. Estos son insectos diminutos y de color verde los cuales atacan la planta durante el verano. Es durante está época que las temperaturas calidad y el ambiente seco generan una biosfera efectiva para atacar al cultivo de madreselva.

Puedes prevenir la invasión de pulgones tratando la planta con Aceite de Neem. En caso de que sea tarde y ya hayan invadido tu planta, puede usar infusiones de ajo o cebolla. Estas infusiones las preparas poniendo a hervir una ella con 1 litro de agua y 5 dientes de ajo o bien una cebolla mediana, debes hervir por media hora. En casos extremos, en los cuales la planta esté completamente invadida de pulgones, debes usar insecticidas sistémicos.

Usos de la Madreselva

En términos generales, la madreselva es una planta que ha sido utilizada como un remedio dentro de la medicina tradicional. Dependiendo de la variedad, se puede usar una parte de la planta para un preparado. Por ejemplo, la madreselva azul, se emplea su fruto comestible; en el caso de la madreselva europea se usan sus hojas para tratar la irritación de explosiones. El uso de la madreselva en la medicina es amplio, tanto así que la variedad japonesa ha sido parte de una gran cantidad de estudios.

Un estudio reciente ha determinado que los cultivos de madreselva La son capaces de absorber grandes cantidades de polución. Hecho que, mejora de forma significativa la calidad del aire en su entorno. Esto ha sido un punto de mucha atención, ya que, al ser una planta que crece bastante fácil en cualquier, se ha propuesto su cultivo como parte de un proyecto en Holanda para limpiar el aire de las ciudades contaminadas.

De hecho, la primera ciudad que llevó a cabo este proyecto fue Ámsterdam. En esta ciudad crearon un parque en forma de G alrededor de la ciudad. Este parque tendrá un total de 25.000 hectáreas de tierra. Además de absorber la polución, esta planta tiene una gran cantidad de biomasa la cual puede ser convertida en biodiesel. Estudios llevados a cabo por el ingeniero holandés Ton van Oostwaard encontraron que una hectárea de cultivo de madreselva puede generar 12 toneladas de biomasa lista para ser usada como biodiesel.

En este artículo pudimos conocer acerca de la Madreselva, una planta originaria del sur de Europa que se caracteriza por ser una planta con hermosas flores y una buena resistencia al frio. El cultivo de la madreselva no suele ser complejo, existen diferentes métodos para reproducir una planta y así tenerla en casa con los mejores cuidados posibles para disfrutar de la belleza de sus flores. También te pueden interesar los siguientes artículos:

  • Bonsai, el arte de cultivar arboles controlando su tamaño.
  • Manzano, árbol utilizado por su fruto y con larga historia.
(Visited 1 times, 1 visits today)