Manzano, árbol utilizado por su fruto y con larga historia

Hoy podrá conocer con la lectura de este artículo todo sobre el árbol de Manzano, hablaremos sobre su origen, distribución, así como la historia que se encuentra en torno a esta maravillosa especie, podrá conocer sobre sus características, cultivo, enfermedades y parásitos, clima en donde se desarrolla y mucho más.

Características del Manzano

El árbol de manzano tiene como nombre científico Malus domestica, pertenece a la familia de las rosáceas, se trata de un árbol que puede llegar a alcanzar hasta 12 metros de altura en condiciones de crecimiento natural o silvestre, sin embargo, la altura del árbol de manzano puede ser controlada en los cultivos, pudiendo desarrollar alturas entre 2 y 5 metros  aproximadamente.

Dentro de las características que podemos señalar sobre el manzano es que se trata de un árbol caducifolio, lo que significa que el manzano pierde sus hojas en una época del año. En condiciones naturales el manzano se caracteriza por presentar una copa de forma redonda, la cual se conforma por ramas abiertas y con posición casi horizontal.

Las hojas del árbol de manzano son de forma ovalada, con borde dentado y color verde en la parte superior y glauco o mejor reconocido como verde grisáceo en el envés de la hoja, presentando a su vez la presencia de pubescencia. Las flores del manzano presentan cinco pétalos de forma ovalada, pueden ser de color rosa o blanco, en el centro de la flor se disponen los estambres que varían en número  y se presentan en grupos, en una estructura conocida como corimbo.

Los árboles de manzano florecen  iniciando la primavera, son flores hermafroditas, es decir, que ambos sexos masculinos y femeninos se encuentran en la misma flor.  Por su parte, el fruto por muchos conocidos, es de color rojo o verde o amarillo, es carnoso y dependiendo de la variedad de manzano, puede tener en su interior dos o más semillas. Los frutos se comienzan a formar a principios de otoño y se maduran en verano.

MANZANO

Origen

El manzano es un árbol originario en los antiguos dominios del Imperio Persa y Mesopotámico, estos imperios llegaron a tener dominios hasta Europa del Este y el Oriente Próximo,  introducido en Europa por las relaciones comerciales realizadas con los romanos, y desde allí llevada al resto del mundo.

Sin embargo, los estudios fitopaleontológicos realizados que han mostrado evidencias de la especie manzano, permiten establecer su origen en aproximadamente hace más de 4.000 años. Es un árbol que se origina en zonas templadas de Europa, al oeste de Turkestán y suroeste y centro de Asia.

El árbol de manzano es introducido en América cuando se comienzan a realizar expediciones hacia Asia, los estudios realizados sobre el tema señalan que el árbol de manzano se encontraba originalmente en la zona de Alma-Ata o Almatý, ex-república soviética de Kazajistán y actual segunda ciudad más importante del estado kazajo independiente. Una de los fundamentos que refuerzan este origen es que Almaty es el adjetivo del sustantivo “manzana” en kazajo.

La especie Malus sieversii es identificada como la especie silvestre que da origen al árbol de manzano cultivable. Sin embargo, el reconocimiento de un número importante de variedades de manzano, se dice que Asia Central, es la región donde se origina el manzano. La domesticación del manzano, es decir, el uso en cultivos por el hombre se establece hace 4000 a 10.000 años, iniciado en las montañas de Tian Shan.

Cuando se inicia la ruta de la seda, el manzano comenzó a ser introducido e injertado, provocando de esta manera la hibridación, así como la introgresión que es el paso de genes de una especie a otra, a través de procesos de hibridación dentro de la misma especie y posteriormente se realizaron retrocruzamiento de los manzanos silvestres de Siberia de nombre científico Malus baccata, con Malus orientalis, y en Europa la Malus sylvestris. Esta hibridación del manzano silvestre, aportó una mayor adaptabilidad a otros climas, lo que permitió que el mismo se introdujera en otras regiones del mundo.

MANZANO

Cómo se cultiva el Manzano?

Como hemos podido observar el árbol de manzano es una especie que ha sufrido una serie de hibridaciones generando especies con una alta capacidad de adaptación, lo que la hace una especie cultivable con altas tasas de productividad.

Si usted decide cultivar un árbol de manzano y desea que el mismo comience a producir en 2 años, debe elegir la variedad hibridizada. Para realizar el cultivo de manzano puede seleccionar si realizarlo utilizando semillas o plántulas de manzano y todo dependerá del tiempo que desee esperar para obtener resultados.

En caso que decida utilizar semillas debe esperar que las mismas se sequen, para lo que necesitará entre 3 a 4 semanas. Cuando las semillas adquieren un aspecto seco y se encuentran sin brillo, es una señal que se encuentran bien secas. Las semillas deben recibir al menos tres meses de frío, si se encuentra realizando este procedimiento fuera de la época de invierno, debe colocar sus semillas secas sobre una servilleta húmeda o introducirlas en un pote de plástico con tapa hermética y colocarlas dentro del refrigerador.

Las semillas pasado los tres meses de frío comenzaran a germinar, siendo este el momento para realizar la siembra de nuestra semilla en tierra. Podemos acondicionar un macetero y llenarlo con tierra de alto contenido orgánico, con la finalidad de promover las mejores condiciones para la germinación de las semillas de manzano. Se debe regar con regularidad hasta observar el brote de nuestro manzano, en ese momento debemos disminuir la cantidad de agua para evitar el encharcamiento.

MANZANO

Cuando la planta ya haya alcanzado una altura de unos 30 centímetros, podemos realizar el trasplante hacia el lugar definitivo, para ello, se debe abrir un hoyo de al menos 80 centímetros de profundidad, eliminar las raíces que puedan haber de otras plantas, así como las rocas, acondicionamos con un poco de arena y gravilla para mejorar el drenaje.

Cuando ya tengamos todo listo podemos entonces colocar nuestra planta de manzano, mientras se adapta a su nuevo lugar debemos estar atentos de la humedad, si recibe suficiente sol hasta que alcance un tamaño que le permita desarrollarse de manera natural.

Enfermedades y parásitos

Los árboles de manzano como la mayoría de las especies cultivables son susceptibles hacer afectadas por una variedad de enfermedades, las cuales son provocadas por diferentes organismos, que pueden ser hongos, insectos, virus y bacterias. Uno de los problemas que se han observado en los cultivos de manzano, es precisamente las grandes extensiones de monocultivos, lo cual ha sido demostrado los hace más susceptibles a la aparición de enfermedades.

Con base en ello, lo agricultores de manzano tienen desarrollado un programa de aerosoles químicos, que le permiten tener un cuidado preventivo al ataque de algunos de los organismos. Este tipo de manejo permite mantener una alta productividad y calidad de la fruta, así como el mantenimiento de los cultivos de manzano.

En la búsqueda de modelos más ecológicos y que tengan un bajo impacto ambiental, se han realizado algunas normativas que controlan y prohíben el uso de algunos pesticidas, sobre todo de origen sintético. Por ello, la recomendación es la introducción controlada de depredadores naturales, para evitar la instauración de plagas en los cultivos de manzano.

A continuación comentaremos sobre algunas de las enfermedades más comunes que pueden afectar al árbol de manzano, comenzando por los áfidos, los cuales son insectos pequeños que causan un gran daño a la planta, ya que se alimentan del follaje de los manzanos y chupan parte de los nutrientes de la planta, cuando se transforman en una plaga, la planta es afectada en su crecimiento y fortaleza, por lo tanto, se ven afectada la productividad de la misma y la calidad de los frutos. Los áfidos existen en una amplia variedad de especies, por lo que dependiendo de la especie que este atacando al manzano, será la coloración y daño ocasionado.

Otra de las enfermedades que ataca al manzano es el conocido Mildiu, las condiciones de clima con temperaturas frescas y alta humedad que se presentan en la primavera promueven el desarrollo de esta enfermedad. La misma pueden reconocerla por la presencia de  manchas de color gris claro y aspecto polvoriento, esta enfermedad ataca generalmente los brotes, las flores y las hojas. Afecta el desarrollo de las flores y por ende la producción de frutos.

Otra de las enfermedades es la conocida como Sarna del manzano, es una costra que se desarrolla en las hojas del manzano. La manera de reconocerla en la fase inicial de la enfermedad, es por la presencia de manchas de color marrón verdoso, que presentan una textura como de terciopelo, mientras que en la fase avanzada de la enfermedad las manchas se tornan marrones y la textura cambia volviéndose muy similar a la textura del corcho. Lamentablemente esta enfermedad no solo afecta a las hojas del manzano, sino también a los frutos.

MANZANO

Clima

Podemos hablar del clima en el que se desarrolla de manera silvestre el árbol de manzano y también de las especies comerciales, si bien las variedades comerciales presentan una mayor flexibilidad y adaptabilidad climática, un árbol de manzano no se desarrolla de manera óptima si el clima no es frío, con una alto contenido de humedad y donde el invierno frío es seguido por la primavera y posteriormente el verano de temperaturas frescas.

Adicionalmente a estas condiciones de temperatura y humedad los árboles de manzano, necesitan suficiente luz solar, para poder obtener de ellos frutas con un color llamativo y brillante.  Las variedades de manzano que son más utilizadas por los agricultores, se desarrollan en temperaturas frescas donde la máxima no supera los 30 grados centígrados.  Al principio una de las limitantes también era la altura en la que se establecía el cultivo, sin embargo, este parámetro no es tan limitante como la temperatura.

La evolución de las variedades de manzano, generando especies con una rango más amplio de adaptación climática, llegando incluso a cultivar manzanos en climas tropicales, sin embargo, la productividad siempre es menor, que en climas fríos-templados. El clima es un factor fundamental en la selección de la variedad de manzano que se desea cultivar, de ellos dependerá el éxito del mismo.

Suelo

El manzano es un árbol que prospera en suelos bien drenados, con bajo contenido de arcillas y pH comprendido entre 6 y 7. Cuando los suelos son limo arenosos los árboles se desarrollan muy bien, se debe evitar el encharcamiento, de esta manera se garantiza el buen desarrollo de las raíces las que buscaran los nutrientes en el suelo y darán estabilidad al manzano.

MANZANO

Para la preparación del suelo para el cultivo de manzano, se debe comenzar por arar la tierra, lo que permitirá oxigenar el suelo, disgregar e incrementar la porosidad del mismo. El movimiento del suelo debe ser al menos hasta 50 centímetros de profundidad, se debe eliminar toda raíz y troncos de otras especies. Si el suelo es bajo en fertilidad se puede agregar abono  y volver arar para realizar la mezcla con el suelo mejorado. Estas son las condiciones mínimas para el buen desarrollo del cultivo.

Distribución

Como comentamos con anterioridad el origen del manzano se indica en Asia central, específicamente al este de Turquía, sin embargo, suele existir confusión en referencia ello, porque se habla de diferentes variedades, la que señalan es originaria del este de Turquía es la Malus doméstica está variedad surge de la hibridización de especies silvestres, donde uno de los ancestros es Malus sieversii esta última es nativa de  Kirguistán, Tayikistán, Kazajistán y la región de Xinjiang, China.

¿Cómo llega a distribuirse hacia otras regiones del mundo? Se dice que fue introducida en América del Norte por los colonos europeos en el siglo XVII, siendo éste el comienzo de la expansión de cultivos y variedades de manzano, con una mayor grado de adaptabilidad, resistencia a enfermedades y mayor productividad.

Usos del Manzano

El árbol del manzano es cultivado en grandes extensiones y diversos países principalmente por la obtención de su fruto, el cual tiene un sabor delicioso y gran aceptabilidad comercial. La fruta del manzano puede ser consumida fresca y también es utilizada en la industria gastronómica industrial en la elaboración de jugos, compotas, mermeladas, vinos, sidras y otras bebidas alcohólicas,  alimentos para bebés, entre otras.

También es un fruto muy utilizado en la repostería en la elaboración de pasteles, tartas y mucho más. Adicionalmente las cualidades del fruto con su aporte de vitaminas, minerales y fibra, es muy beneficiosa para la salud. Se trata de una fruta con una  gran cantidad de antioxidantes que contribuye con la disminución de radicales libres, lo que es bueno para evitar el crecimiento desmedido de células.

También se ha identificado la presencia de pectina un heteropolisacárido que contribuye con el control de los niveles de azúcar en sangre, así como los niveles de colesterol. La fibra aportada por la ingesta del fruto del manzano contribuye con el proceso digestivo, restablece la flora intestinal, por lo tanto, contribuye a prevenir problemas de estreñimiento o diarreas.

Puede tener una acción astringente o laxante suave, pero ¿Cómo puede tener ambas propiedades?, precisamente en la manera como se ingiere, cuando se cocina al horno y se consume en horas de la mañana, contribuye a aliviar los problemas de estreñimiento. Por el contrario si se consume de manera natural con todo y su piel, favorece la mejora del los procesos diarreicos.

Como podemos ver la manera en cómo se ingiere potencia y modifica el uso medicinal que puede dársele a la fruta del manzano. Otro de los efectos medicinales de la fruta del manzano es el diurético y depurativo, es decir, que favorece la eliminación de tóxinas, lo cual es muy favorable en personas con problemas de exceso de peso, así como enfermedades reumáticas.

MANZANO

La presencia en la fruta de cistina, arginina y ácido málico, la hacen una fruta que puede mejorar patologías provocadas por niveles no saludables de ácido úrico, también aquellas afecciones relacionadas con los riñones, como los cálculos o la insuficiencia renal. La presencia en su composición de histidina hacen de la fruta del manzano un excelente vasodilatador, por lo que ayuda a regular los problemas de presión arterial.

Por su parte, el vinagre de manzana es utilizado de manera tópica para aliviar los dolores musculares, recobrar tonicidad en la piel, como fungicida y desodorizante. No solo el fruto del árbol de manzano tiene importancia comercial, también la madera del árbol es muy cotizada, pero de ellos comentaremos más adelante.

Fruto: Manzana

Hemos venido comentando sobre la fruta del árbol de manzano, el cual conocemos como manzana, como hemos señalado es un fruto carnoso, de un tamaño que satisface a los comensales, de forma redonda, su color, textura y sabor más o menos dulce o ácido va a depender de la variedad de manzano.

Existen tantas variedades de manzanos que si bien el común y la manzana más comercial es la que presenta forma redondeada, podemos encontrar manzanas con diferentes formas, las cuales pueden ser alargadas o achatadas, entre otras.

Los manzanos se cultivan en todo el mundo y son las especies más cultivadas en el género Malus. El nombre botánico que recibe la manzana es pomo, en la formación de esta fruta interviene parte de la flor, adicionalmente a los ovarios y semillas. Es una fruta muy carnosa, cuando la cortamos a la mitad se puede observar en la parte central cinco compartimientos en donde se encuentran las semillas.

Generalmente esta fruta se cosecha a finales de verano y principios de otoño, sin embargo, es una fruta que bien conservada puede estar disponible todo el año. Dentro de los avances científicos realizados en referencia al fruto, se encuentra la secuenciación del genoma, lo que contribuye en el conocimiento de este excelente árbol y se pueden realizar avances importantes en el control de enfermedades, así como en la reproducción selectiva de variedades enfocados a la mejora o aumento de producción.

Madera

A pesar de no ser la madera más cotizada, debido a que se trata de una madera no muy duradera, la madera del manzano es muy atractiva en cuanto a su tonalidad, además de ser muy densa. Recordemos que este árbol es abundante en zonas templadas y siendo su fruto el mayor atractivo comercial, el manzano no es visto como una especie maderable.

Con respecto al color la madera del manzano presenta una albura de color crema, es decir, la parte más externa o más joven del árbol es más clara que el duramen, que es la parte más interna es de color marrón rojizo y puede llegar a presentar tonalidades que llegan al gris claro. La madera del manzano presenta una fibra dispuesta de manera recta y se caracteriza por presentar un grano fino, se habla de grano fino cuando los anillos de crecimiento del árbol se encuentran muy juntos.

Presenta una densidad mayor a la del roble y una dureza importante, a pesar de ello, es considerada una madera de poca durabilidad, con una alta probabilidad de ser atacada por insectos, así como de podrirse, por lo que debe ser tratada, para mejorar su calidad. Como es un árbol de poca demanda como maderable los costos son un poco elevados, especialmente en aquellas piezas de tamaño grande.

El Manzano en la mitología griega

Existen varias historias asociadas al manzano que forman parte de la mitología Griega, una de ellas es la conocida manzana de la discordia, la cual con los años se ha convertido en una frase que se utiliza, cuando hay personas que provocan conflictos, sin embargo, de tras de este dicho popular existe una gran historia.

Cuando se iba a realizar la boda entre Tetis y Peleo rey de los mirmidones, entre los invitados se encontraban todos los Dioses, pero tuvieron una omisión terrible, dentro de los invitados no se encontraba la Diosa Eris, la diosa de la discordia. Por supuesto la Diosa lo tomó muy mal y se presentó en el banquete de celebración, con una manzana de oro que había robado del jardín de las Hespérides. Colocó la manzana sobre la mesa con una nota que decía: “para la más Bella”.

Esto generó una disputa entre Afrodita, Atenea y Hera tan fuerte que el mismo Zeus tuvo que intervenir. En la búsqueda de solución Zeus le pide a Paris, quien era un mortal heredero de Troya, que eligiera a la más hermosa y que le entregara la manzana dorada.

Cada una de las diosas le ofreció algo a cambio de su elección a Paris, quien optó por el amor ofrecido por Afrodita y le entregó la manzana de oro. Pero Paris se enamoró de Helena, quien era mujer de Menelao, el Rey de Esparta a quien luego secuestraría, es debido a la manzana de la discordia que se inicio la Guerra de Troya.

Otra de las historias de la mitología griega involucra a la esposa de Zeus, la diosa Hera diosa del matrimonio, quien conocía la importancia de las manzanas, ella tenía un huerto llamado el Jardín de las Hespérides, en donde se obtenían manzanas doradas que proveían de inmortalidad a quienes la comían.

Para proteger su jardín, Hera tenía a un dragón llamado Ladón, no obstante, dentro de los doce trabajos asignados a Hércules, se encontraba el de robar manzanas de oro del jardín de Hera. Pero Hércules convenció que este trabajo lo hiciera Atlas, consiguiendo robar las manzanas, las cuales luego fueron regresadas por Atenea.

Si este artículo fue de su agrado le invitamos a continuar la lectura de todoviveros, un nuevo espacio lleno de información de interés con alta calidad.

(Visited 110 times, 1 visits today)