Bonsai, el arte de cultivar arboles controlando su tamaño

El bonsai, es un árbol pequeño, el cual es plantado en una maceta especialmente establecida para esta técnica y que, a través de los procedimientos ancestrales relacionadas con la  poda, alambrado y pinzado,  se logra conseguir el pequeño tamaño y la forma deseada, estos tipos de árboles, requieren de un cuidado especial, para poder recrear un estilo relacionado con la naturaleza. A continuación, te invitamos a conocer un poco más, sobre este interesante modo de cultivar un árbol.

BONSAI

¿Qué es un Bonsai?

El bonsai, es una técnica de origen japonés, cuyo significado se traduce en “bon” que significa  a una bandeja y “sai” que significa cultivar, por lo que la acción del plantado se realiza en una bandeja o maceta pequeña; la técnica del bonsai, está considerada como una disciplina artística, originada de la antigua práctica de la horticultura china y que posteriormente fue desarrollada la filosofía de budismo Zen, procedente del Japón, cuyo objetivo es reducir de manera controlada el tamaño y crecimiento de cualquier árbol.

Un bonsai, no es un árbol genéticamente enano, es un árbol que en su proceso de desarrollo se le va modificando su crecimiento, reduciendo o miniaturizando sus dimensiones, por lo cual es imperante que el mismo tenga un tronco leñoso que le permita  el brote de  las ramas, replicando el árbol original o natural  en forma de miniatura y que el mismo no se evidencie de manera marcada la intervención del ser humano en su cambio final.

En la aplicación de la técnica del bonsai, se van eliminando y seleccionando los brotes, la poda, así como también el delicado proceso del alambrado de las ramas para poder guiar su forma en un estilo natural, igualmente se establece el periodo del abono el cual deberá ser dosificado para que la raíz del árbol no se fortifique y evitar que realice una brotación de sus ramas de forma robusta.

Por lo tanto, el objetivo final de la técnica del bonsai, es elaborar un árbol en miniatura, que sea semejante a un árbol en su condición natural, que refleje la belleza, el esmero de su cultivador, mientras más pequeño sea el desarrollo del árbol, más méritos se lleva su cultivador.

El árbol en bonsai, representa la amistad, la alegría por la vida y la larga vida, adicionalmente el bonsai crea una atmósfera en su alrededor de tranquilidad, equilibrio frescura y renovación.

BONSAI

Características del Bonsai

El bonsai, es una técnica en el cual el árbol escogido, se mantiene pequeño, podando su tronco, hojas y raíces, tomando en consideración su especie; si la técnica es la adecuada, el árbol sobrevive por el mismo espacio de tiempo del árbol de la misma especie, las características para le cultivo del bonsai, son las que, a continuación, se mencionan:

  • Los árboles que más apreciados para esta técnica son los que poseen hojas pequeñas de manera natural y que sean capaces de resistir el proceso del cultivo en maceta, entre las especies más aptas para este proceso se encuentran: el arce, el pino silvestre, el olmo, la azalea, la higuera, el olivo, el enebro, el espino de fuego, entre otras especies.
  • El árbol seleccionado tiene que estar en armonía con la maceta, un árbol que tenga cierta edad, debe estar en una maceta que represente su edad,  es importante seleccionar la maceta de acuerdo con el tamaño de y las dimensiones del bonsai.
  • Ciertas especies y estilos de árboles, corresponden a un estilo de maceta determinada, por ejemplo, una especie de conífera como el pino, se ubica en una maceta sin esmaltar y un árbol de arce, se colocará preferiblemente en una maceta de forma ovalada, de dimensiones bajas y esmaltada.
  • Generalmente para las exposiciones el bonsai, en la cual se desee exponer un  árbol de tipo caducifolio, que son aquellos que pierden sus hojas durante una época específica del año y la misma regularmente se da en la estación de invierno, la actividad expositora se realiza  cuando el bonsai  queda sin sus hojas,  esta situación se realiza con el objeto de que se pueda apreciar el trabajo de las ramificaciones, realizadas por el cultivador.
  • El bonsai posee un centro visual, establecido por la escuela tradicional japonesa, el cual se basa en una serie de particularidades, que se tienen que tomar en consideración para obtener una excelencia en su estética, las mismas son las que a continuación, se indican:
      • Conicidad del tronco, esta se refiere que la parte de la base del tronco, siempre será más ancha que la ubicada en la parte superior.
      • Triangulidad, este rasgo se refiere, a que el grupo de ramas y hojas, deben poseer un perfil de forma triangular en el frente, en los laterales, inclusive cuando se observa desde arriba. Esta configuración es importante porque genera equilibrio en sus formas.
      • Las ramas deben estar colocadas en la parte exterior de las curvas del tronco, de manera intercalada, lo que quiere decir es que dos ramas no deben de salir desde el mismo punto, las ramas que se encuentren más próximas al suelo, deben ser más gruesas que las ubicadas más arriba del tronco y la distancias entre cada rama debe disminuir en la medida que se alcanza la parte superior del tronco.
      • Lo que se desea lograr con el diseño del bonsai, es que el pequeño árbol, aparente ser más viejo de lo que realmente es, por lo cual el ápice o copa del árbol, debe estar de forma aplanada, tal cual se distingue en los árboles maduros.
      • Las raíces que están ubicadas en el área cercana al tronco, deben de formar un sistema radicular que se encuentre visible al espectador.

BONSAI

Origen

En un principio el crecimiento del bonsai no estuvo manipulado, la forma y el tamaño estaba establecido por las  condiciones naturales en donde se encontraba y  las cuales estaban relacionadas con la poca nutrición en el tipo de suelo, el clima, las condiciones de irrigación,  entre otros, los jardineros del imperio chino, los replantaban en unas macetas pequeñas con la finalidad de reproducir paisajes en miniatura como un halago a sus amos y señores.

Como arte, el bonsai, se originó en la China hace aproximadamente dos mil años, la técnica es conocida como Penjing que significa planta de bandeja, paisaje de bandeja en  rocas y árboles en miniatura, por lo que se le asigna al antiguo arte chino, representar en forma artística las plantas y paisajes naturales en miniatura.

Esta actividad se realizaba como un culto para los monjes taoístas los cuales enfatizaban la filosofía de vivir en armonía con el camino y con la naturaleza, por lo que el bonsai era la representación del símbolo de la eternidad, interpretando la vía entre lo divino y lo humano, entre el cielo y la tierra.

En un inicio y durante muchos siglos, esta actividad estaba ligada a los nobles y a las personas distinguidas pertenecientes a la alta sociedad, ya que, al preservar un árbol dentro de una maceta, se creía que se  tenía establecida de forma segura la eternidad, de esta manera los monjes colocaban los árboles miniaturas en materos a lo largo de las escaleras y pasillos de los templos, convirtiéndose adicionalmente en un objeto de culto.

BONSAI

En la zona sur de la China, esta técnica tenía por objeto desarrollar todas las características de un árbol de tamaño naturalmente normal, a uno pequeño cultivado en una maceta, buscando reproducir de manera casi exacta las mismas características de los árboles que se ubicaban en la parte alta de las montañas, por lo que los cultivadores solo utilizaban las especies de árbol que se desarrollaban en las montañas y que además poseían formas extrañas producto de las luchas que habían tenido por las condiciones climáticas de su entorno.

Posteriormente en los años 1200 años, la técnica fue trasladada al Japón, donde la técnica para el desarrollo del arte de los árboles en miniatura se interpretó bajo la filosofía Zen, la cual está relacionada con la belleza y la representación de la  austeridad, lo que generó que los árboles en maceta fueran la representación del universo.

Por los años 1800, los especialistas en estas artes, se reunieron en la ciudad de Osaka, para definir las últimas tendencias de los árboles en miniatura y a partir de ese momento los árboles se denominaron Bonsai, con una pronunciación en japonés pun-tsai, esto se realizó con el objetivo de diferenciarlos de la técnica de los hachi-no-ki, que eran considerados árboles en miniatura ordinarios, que muchos cultivaban sin una técnica refinada.

En esta nueva técnica, se estableció que la bandeja del bonsai, debía ser menos profunda que la del recipiente del hachi-no-ki, a partir de ese momento el bonsai, tomó el objetivo del diseño, la actividad artística que comenzó a desplazar el enfoque religioso o místico, por lo que posteriormente se fueron creando diferentes estilos, tamaños, se publicaron catálogos y guías, sobre el tema de los árboles, estableciéndose de esta manera,  la variedad en la utilización de las herramientas y macetas, lo que generó las primeras exposiciones de presentación de los bonsai.

Durante el siglo 1900, las técnicas para la elaboración de los bonsai, fue cambiando, por lo que se sustituyeron los alambres de cobre y de hierro por las fibras de cáñamo para darle forma a los árboles, en la localidad de China se inició la fabricación en serie de las bandejas, tomando en consideración las especificaciones establecidas por la cultura japonesa, creciendo de esta manera la cantidad de aficionados en el arte del bonsai.

¿Cómo se cultiva un Bonsai?

El cultivo del bonsai, se realiza espacios exteriores, durante cualquier época del año, sin embargo las especies de árboles tropicales o subtropicales, tienen que protegerse de las temperaturas muy frías, relacionadas con las  épocas del otoño y del invierno, por lo cual, es recomendable que estas especies sean protegidas en un invernadero que tenga una temperatura fresca entre los 10 °C a 15 °C y que estén muy bien iluminados, en aquellos casos que no se tenga un invernadero, debe de evitarse colocar el bonsai junto a fuentes de calor, con solo colocarla en una ventana en la cual reciba luz es suficiente, esto es solo en los casos de la época fría, anteriormente mencionada.

Hay que tener en consideración, las siguientes técnicas de para el cultivo del bonsai:

Riego

El bonsai se riega cuando la tierra de la maceta, inicia el proceso de secado, por lo que se comienza a realizar el riego de manera abundante, hasta que el agua salga por los drenajes de la maceta. Para el riego hay que tomar en cuenta los siguientes factores: época del año, clima de la zona, situación con respecto al sol, entre otros aspectos, por lo que el riego puede variar dependiendo,  sí es verano en varias oportunidades al día o sí es invierno cada dos o tres días.

La aplicación del riego, será realizada por medio de una regadera de agujeros muy finos, de esta manera se aporta más oxígeno evitando la disminución del nivel del sustrato y de esta manera no se altera la granulometría que posee la tierra donde reposan las raíces del árbol, ni se afecta el drenaje de la maceta.

La primera acción del regadío, tiene como objetivo humedecer la tierra y transcurrido algunos minutos se realiza una segunda etapa, en el cual se espera que el agua salga por el drenaje de la maceta, evitando que la tierra superficial se encharque.

Es importante que, si se utiliza agua de uso corriente, se deje en reposo, por lo menos 24 horas, ya que de esta forma los elementos químicos como el cloro y otros componentes,  se trasladan al fondo del recipiente, de igual forma es conveniente utilizar agua con un Ph con un grado de acidez de 6,5, sin embargo, la mejor opción es el agua de lluvia, ya que esta es la que absorben las raíces de los árboles de manera natural.

El proceso de pulverización o riego suave de las hojas, solamente se debe emplear, cuando se haya realizado un proceso de fumigación de manera preventiva,  en las épocas de primavera y en el otoño, si esta fumigación no se realiza, la planta adquirirá hongos, sobre todo si el cultivo se realiza en un espacio interior o en un invernadero.

Si la maceta se encuentra muy seca que no permite que el agua penetre adecuadamente en las raíces, se podrá sumergir la maceta en el agua, solo por un par de minutos, este proceso debe ser ejecutado, solo es casos de emergencia, jamás como técnica regular de riego.

Poda

La poda se realiza con la finalidad de darle la forma adecuada al bonsai, realizando el procedimiento de cortar algunas de sus ramas,  de manera que estas tengan un desarrollo adecuado, la técnica se realiza en dos formas:

  • Pinzado, esta poda es la de mantenimiento y se utiliza para darle la forma al bonsai, con el objeto de logar las dimensiones esperadas, en este procedimiento se cortan las ramitas que poseen, las cuales se ubican  entre 7 a 8 pares de hojas, realizando el corte por la parte superior de los 2 o 3 primeros pares, con esta poda también se eliminan las hojas amarillentas y los brotes que pueden salir en el tronco.
  • Poda drástica o de formación, en este procedimiento se realiza la poda de una manera drástica, para darle al árbol la forma deseada para que el árbol tenga las características de bonsai, en la técnica se corta con una navaja muy afilada en forma bisel o cóncava, de esa manera las ramas que vayan saliendo lo efectúen desde ese mismo punto y con dirección hacia arriba, de esta manera se disimula la cicatriz, está herida se debe curar con una pasta cicatrizante.

Abono

El abono más adecuado es el abono orgánico sólido, el que se prepara con desechos hojas, soja o huesos, el proceso se debe realizar en la etapa de crecimiento y desarrollo de las yemas donde crecerán las hojas, en la época de primavera y otoño, en caso de utilizar abono químico líquido, debe tener en consideración que sí, se utiliza en exceso puede quemar las raíces.

Las plantas que presenten síntomas de enfermedad o estén débiles,  no se pueden abonar y para aquellas que se les haya realizado un trasplante o poda, habrá que esperar por lo menos 30 días para que puedan ser abonadas.

El abono químico deberá contener, nitrógeno, fósforo, potasio, hay que tener en consideración las instrucciones del fabricante, si el abono es natural hay que establecer si estos poseen elementos como el magnesio, el cinc y el hierro, por lo que es más recomendable solicitar las indicaciones de un experto, sin embargo no es recomendable utilizar abono con estiércol para los bonsai, ya que como la planta, se encuentra en  un ambiente limitado y muy pequeño, estos abonos pueden trasferir agentes patógenos a su árbol, causándoles enfermedades.

Trasplante

Hay que tener en consideración que los elementos naturales de la tierra se agotan en un periodo de 2 a 3 años, motivo por el cual es importante trasplantar el bonsai, removiendo la tierra con mucho cuidado, este momento es el indicado para podar parte de las raíces y las ramas.

La época adecuada para realizar el trasplante es al inicio de la primavera, antes de que las yemas comiencen a hincharse, pero que aún los brotes de las hojas no se hayan abierto, las raíces se cortaran entre 1/3 y 2/3, este procedimiento en algunos casos no será necesario realizarlo.

En el proceso de trasplante, se tiene que tener en consideración que los bonsai, poseen dos tipos de raíces; las de sostén y las de alimentos, se deberá proceder a cortar las de sostén y se identifican porque son más largas y gruesas, las de alimentos son finas y poseen pequeños filamentos, similares a los cabellos, estas no se deben cortar, si no está seguro de realizar adecuadamente el procedimiento, es mejor que consulte a un profesional.

Tipos de Bonsai

Para el establecimiento de los tipos de bonsai, se toma en consideración su tamaño, la apariencia, la cantidad de trocos que se desarrollan en una sola raíz, la cantidad de árboles plantados en una sola  maceta cuando se tratan de grupos de bonsai, así como el tipo de base que se utilizó en su plantación, a continuación, vamos a indicar cual es la tipología de los bonsai:

  • Shito o Keshitsubu bónsai, este árbol se caracteriza por tener una altura por debajo de los 5 centímetros.
  • Mame, esta especie tiene una altura que va entre los 5 y 15 centímetros.
  • Shohin, este bonsai, tiene entre 15 centímetros y menos de 25 centímetros.
  • Komono o Kotate Mochi, este árbol miniatura se ubica entre los 15 y 31 centímetros.
  • Chumono, este tipo de bonsai,  la altura del árbol se ubica entre los 30 y 60 centímetros.
  • Omono, está catalogado entre los 60 y 120 centímetros de altura.
  • Hachi-Uye, son los bonsáis que tienen una altura superior a los 130 centímetros.

Clasificación por estilo de Bonsai

La clasificación por estilo del bonsai, se establece por la forma y la posición del tronco, entre los que se destacan:

  • Chokkan, se caracterizan por ser un estilo clásico vertical, con un tronco de forma recta y una silueta en sus ramas y hojas en forma triangular.
  • Moyogi, se caracteriza con poseer un estilo vertical informal, donde el tronco se presenta de manera sinuosa o con ondulaciones y recodos y la silueta es triangular.
  • Shakan, posee un tronco inclinado en una proporción de 45° y con una silueta triangular.
  • Han-Kengai, su tronco se desarrolla en forma de semi cascada, la copa de árbol, se ubica por debajo del límite superior de la maceta,  sin llegar al fondo del nivel inferior de la maceta.
  • Kengai, su desarrollo es en forma de cascada, la corona y el tronco del árbol se ubica  por debajo del nivel de la maceta, es similar al estilo vertical, pero puesto con el ápice del árbol hacia abajo.
    Fukinagashi, es el tipo de árbol, que es barrido por el viento, similar a los árboles que se ubican en las cimas de las montañas, en donde se producen vientos muy fuertes, siempre hacia una misma dirección, por lo que este estilo todo el cuerpo del árbol, está inclinado hacia un solo lado.
  • Neagari, este ejemplar tiene sus raíces expuestas regularmente sobre una roca, el tronco del bonsai, puede acoplarse en cualquiera de los estilos anteriormente identificados.
  • Hokidachi, las ramas salen y se distribuyen, desde un mismo lugar del tronco y crecen en forma de abanico hacia arriba.

Colecciones más famosas de Bonsai

Los cultivadores de bonsai, tiene la posibilidad de mostrar sus colecciones en muchas ciudades alrededor del mundo, las colecciones más renombradas son:

  • España, Cataluña – Mistral Bonsai.
  • España, Cataluña – Museo del Bonsai.
  • España, Andalucía – Jardín Museo del Bonsai.
  • Alemania, Heidelberh – Centro del Bonsai.
  • Bélgica, Museo del Bonsai.
  • Italia, Milán – Museo Bonsai.
  • Reino Unido, Birmingham – Jardín Botánico.
  • Argentina, Buenos Aires – Jardín Japonés.
  • Canadá, Montreal – Jardín Botánico de Montreal.
  • Chile, Santiago de Chile – Jardín Japonés.
  • Colombia, Medellín – Feria de las Flores, Centro Comercial San Diego.
  • Ecuador, Guayaquil – Jardín Botánico de Guayaquil.
  • Ecuador, Quito – Jardín Botánico de Quito.
  • México, Veracruz – Museo de Bonsái Tatsugoro.
  • México, Puebla – Museo Tanryu-ji.
  • República Dominicana, Santo Domingo – Jardín Botánico Nacional.
  • Uruguay, Montevideo: Jardín Japonés.
  • Venezuela, Caracas – La Sociedad Venezolana de Bonsái.
  • Australia, Brisbane – Casa Bonsái.
  • China, Beijing – Jardines Botánicos en Beijing.
  • Corea del Sur, Cheju Island – Jardín de bonsái.
  • Indonesia, Yakarta – Centro Pluit Bonsái.
  • Japón, Omiya – Villa de artesanos del bonsái.

Con esta información hemos terminado el tema relacionado con el cultivo del bonsai. Sí este artículo fue de tu agrado, te invitamos a conocer otros temas de interés.

  • Manzano, árbol utilizado por su fruto y con larga historia.
  • Aprende sobre el limonero, árbol frutal de género cítrico.
  • Aprende sobre la Albahaca, hierba muy utilizada en la cocina.
(Visited 56 times, 1 visits today)